Se cancela el torneo nacional de Puerto Rico

El paso del huracán María habría causado daños irreparables que perjudicaron la celebración del torneo nacional de voleibol femenino en la isla caribeña




Los directivos y responsables de la realización de la Liga Nacional Superior de Voleibol Femeninna de Puerto Rico (LVSF) buscaron nuevas alternativas para llevar el campeonato 2018, pero no las encontraron.

Por este motivo es que optaron por cancelar el torneo que daría inicio en el mes de enero debido a muchos factores entre los que resalta la destrucción que dejó el paso del huracán María hace algunas semanas, en las canchas de las franquicias de la Liga Nacional.

TE PUEDE INTERESAR: Vivian Baella llamada a ser una nueva líder en el Géminis de Comas

“Buscamos opciones para poder jugar, pero no se pudo”, expresó el apoderado de las Orientales de Humacao, Fernando Toledo a EL VOCERO.

“Humacao quedó destruído. Iba a ser una falta de respeto pedirle una aportación económica al municipio cuando la ciudad está destruída”, agregó.



Todas las canchas donde se juega al voleibol femenino sufrieron las consecuencias el Huracán María excepto el Palacio de Recreación Y Deportes de Mayaguez donde juegan las Indias. Así lo afirmó Toledo.

“La cancha de Caguas se inundó y el tabloncillo se daño por completo. También se le fue la mitad del techo según el apoderado Furiel Ramos”, dijo Toledo.

“La de Aibonito ya no es cancha. Se le entró el agua y se destruyó. La Salvador Dijols de Ponce se le rompieron ventanas, parte del techo y el aire no se sabe si está dañado. La de Juncos tuvo daños en su estructura. Y la de Humacao que se remodeló hace poco y se iba a estrenar para esta nueva temporada se daño el tabloncillo, se le rompieron ventanas y el aire también se daño”, explicó Toledo.

“No hay manera de jugar. Se que la fanaticada está molesta, pero es bien complicado. Ningún municipio va a dar aportación municipal y así no se puede jugar un torneo porque las jugadoras no van a jugar de gratis ya que ellas viven de esto”, destacó.

Pero no solo el femenino sufrió las consecuencias. El torneo masculino fue cancelado hace un mes después de que se celebró solo una semana de competencia.

“No podemos pensar con la pasión. Tenemos que pensar con la razón en estos momentos. Las aguas tienen que llegar a su nivel para hacer un torneo. Si se hacia un torneo no iba a lucir. Hay muchos factores envueltos”, indicó.

“Esto (el receso) nos da oportunidad para reestructurarnos y venir con mas fuerza para la temporada próxima”, añadió.

La cancelación del torneo abre paso a que jugadoras del patio busquen trabajo en ligas del exterior.

“En la reunión de ayer se tocó ese tema, de que teníamos que tomar una determinación para que las jugadoras que pudieran conseguir contrato puedan irse. Ya saben que no se va a jugar y ya pueden opciones fuera de la Isla”, manifestó Toledo.

FUENTE: EL VOCERO



Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *