¿Es SALBUTAMOL la sustancia encontrada en las jugadoras peruanas?





Hace un par de dias se confirmó la noticia que dos de las jugadoras de la categoría mayor dieron positivo en una prueba de doping en el último torneo preolímpico que se disputó en Japón donde Perú se ubicó en el sexto lugar y no obtuvo su clasificación a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

LEE TAMBIÉN: ¿PORQUE LA FPV NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS JUGADORAS CON DOPING POSITIVO?

Desde la aparición de esta noticia, diversos medios se han empeñado en tratar de adivinar la sustancia encontrada en el organismo de las jugadoras, muchos de estos señalan al conocido SALBUTAMOL, el cual es un agonista β2 adrenérgico de efecto rápido utilizado para el alivio del broncoespasmo en padecimientos como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Sin embargo, desde la aparición de esta publicación, para nosotros nos pareció sumamente raro debido a que sólo una de las jugadoras (Carla Rueda) es la que utiliza esta sustancia debido a su padecimiento de la enfermedad, sin embargo ella tiene un permiso especial de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) para utilizar este medicamento por lo que no puede ser sancionada por resultar positivo con esta sustancia.




Entonces… ¿Es salbutamol la sustancia culpable del problema de las jugadoras?. NET ÍNTIMA conoció que NO, salbutamol no es la sustancia encontrada en el organismo de estas jugadoras con lo que acabamos con este mito propagado por diversos medios que intentaron adivinar la sustancia.

Según pudimos conocer también, la sustancia fue ingerida de manera accidental y es una sustancia que es empleada en diversos jarabes expectorantes para niños y para cuando se enferman de las vías respiratorias, su consumo es masivo.

En las próximas horas se espera que las jugadoras involucradas salgan a declarar oficialmente y den más detalles de su versión. Por el momento sólo han solicitado los resultados de la prueba B y estarían a la espera de estos para tomar alguna otra medida para demostrar su inocencia en este caso.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *