A los 85 años de edad, falleció el mejor voleibolista checo del siglo XX, Josef Musil.

Josef Musil fue elegido como uno de los ocho mejores jugadores del siglo pasado por la Federación Internacional de Voleibol y se convirtió en el único checo que ingresó al salón de la Fama en el año 2004.




Musil se convirtió en una de las mayores estrellas checas que se hizo con dos oros mundiales en los años 50 y 60 con la selección de su país. Según había recordado él mismo en una entrevista ofrecida a la Radiodifusión Checa. “Personalmente, el oro que más aprecio es el del Mundial de París en 1956 que ganamos imbatidos”, dijo

TE PUEDE INTERESAR: Madeline Guillén: “En principio no me gustaba el voleibol”

Josef Musil se hizo también con dos títulos europeos y ganó la medalla de plata y de bronce en las Olimpiadas de 1964 y 1968 en Tokio y Ciudad de México, respectivamente. Esta segunda fue muy emotiva para los deportistas checos al efectuarse solo unas semanas después de la invasión del Pacto de Varsovia a Checoslovaquia, por lo que la delegación nacional boicoteaba el himno soviético.



“Fue increíble. Toda la hinchada local nos apoyaba a nosotros debido a la situación política. Fue fantástico. Nos pusimos de acuerdo y boicoteamos el himno soviético siempre que lo tocaron”.

El técnico actual de la selección checa, Michal Nekola, lamentó la pérdida haciendo hincapié en que Musil ayudó a popularizar el voleibol en Italia, como jugador y más tarde como entrenador.

“Es una gran leyenda del voleibol checo. Es muy triste si nos abandonan personas como él. Fue uno de los primeros promotores de voleibol en Italia que enseñaba a los italianos a jugar al voleibol”, indicó el entrenador.



Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *